Series

Giri/Haji: Japoneses que hablan en japonés

Los pasados Globos de Oro Bong Joon-ho se atrevió a decir en su discurso de agradecimiento lo que tantísimas personas que no somos angloparlantes pensamos. Que hay todo un universo audiovisual que se están perdiendo por no hacer el pequeño esfuerzo de ver películas subtituladas. Fue un toque de atención más que merecido a una industria que se mueve prácticamente solo en torno a producciones en inglés y que, por lo tanto, únicamente reconoce a estas como merecedoras de sus pomposos premios. 

Nada más empezar el año Netflix ha estrenado una serie producida por la BBC ambientada entre Londres y Tokio: Giri/Haji. Al tratarse de una producción británica es normal caer en el pensamiento habitual: que nos encontramos ante una serie donde se habla inglés el 95 % del tiempo a pesar de que la mitad del reparto no sea británico. Pero es esta idea preconcebida —totalmente justificada— la que curiosamente nos proporcionará una grata sorpresa al descubrir poco a poco, en cada episodio, que no estamos ante lo mismo de siempre. En cada capítulo observaremos cómo las diferencias idiomáticas son exprimidas al máximo, dando lugar a una historia maravillosamente bien armada donde dos culturas se chocan y se entrelazan al mismo tiempo.

El propio título de la serie, Giri/Haji, está en japonés y hace referencia a dos conceptos culturales que describen la narrativa de la serie: el deber y el deshonor. Desde el primer episodio observamos que cada texto que aparece en pantalla para indicar, por ejemplo, localizaciones, se encuentra tanto en inglés como en japonés. Tras el primero, el resto de los episodios comienzan con un breve resumen de lo ocurrido en el anterior donde escuchamos a un narrador hablando en inglés pero con un marcado acento japonés.

Por otro lado, el uso del japonés no es solo un elemento extradiegético, sino que  sirve para darle realismo a la narrativa y en varias ocasiones es un recurso muy útil para crear situaciones que no habrían podido darse de otro modo. En Giri/Haji, cuando los japoneses hablan entre ellos, lo hacen en japonés. ¿Es esto una obviedad? Sí porque es lo que esperaríamos de forma natural; no porque estamos más que acostumbrados a encontrarnos personajes cuya lengua materna no es el inglés pero que se comunican en inglés entre ellos sin motivo alguno, simplemente por la comodidad de los espectadores angloparlantes. Que los japoneses hablen en su idioma delante de otros personajes que no saben japonés crea situaciones cómicas y trágicas. Y cuando hay dos personajes que son incapaces de comprenderse, está presente alguien que hace las veces de intérprete, porque no todos los personajes japoneses tienen por qué saber hablar inglés.

Sin embargo, lo que separa a los personajes no es tan solo la barrera del idioma, sino todo un muro de diferencias culturales. Una reverencia que no se devuelve o un beso inesperado de una persona que acabas de conocer. Quedan patentes esas diferencias, pero no de una forma burda, sino sutil al mismo tiempo que efectiva. Cabría esperar que nos topáramos con una ristra de clichés sobre los japoneses, pero no solo no la hallamos, sino que se nos brindan un par de situaciones en las que los occidentales somos motivo de mofa para los japoneses.

Giri/Haji es una excelente serie que ha comprendido cómo aprovechar las diferencias culturales e idiomáticas y jugar a dos bandas hasta el punto de no saber en muchos momentos si estamos ante una producción británica o japonesa. Como resultado, ha tenido una acogida muy buena en Reino Unido, y si bien aún se desconoce si habrá segunda temporada, puede que sea el pistoletazo de salida necesario para que nos lleguen más producciones japonesas.

¡Comparte!